domingo, 2 de agosto de 2009

Inconvenientes violentos con Huracán


Reseña de uno de los inconvenientes violentos más particulares de la década del 90'.
Esto es lo que decía el Gráfico y en el final, como se veía en la televisión.

"Primer acto. Diez minutos antes del comienzo del partido, enardecida por la frivolidad de una vieja bandera robada, la hinchada de Platense quebró las chapas que tapan su tribuna y se lanzó a la calle para enfrentar a la barra de Huracán que estaba llegando al estadio. EL primer round arrancó sobre la calle Zufriategui, con trompadas y amenazas. La policía logró disuadirlos, los locales volvieron a su lugar y los visitantes ingresaron a la tribuna que les habia sido asignada.

Segundo Acto. A los quince minutos del encuentro, los hinchas de Platense rompieron la puerta que separa su sector de la ampliación de la tribuna que estaba en construcción, o directamente saltaron la verja que divide ambos sectores, como se aprecia perfectamente en la fotografí­a más grande, mientras Hugo Corbalán, defensor de Huracán. mira sin comprender lo que sucede. Tomaron piedras, maderas, tablones y (ya ubicados estrategicamente más cerca los arrojaron hacia los hinchas de Huracán. La cruenta lluvia de proyectiles llegó, incluso, hasta el campo de juego. La policí­a volvió a intervenir tarde y ocupó ese acceso que extrañamente no habia sido custodiado antes.

Tercer acto. Por la media hora del partido, los salvajes de Platense cruzaron un pasillo a lo largo de la cancha y se ubicaron desafiantes en la nueva tribuna que da a las vias del ferrocarril (N de pesca: se habia inaugurado en el año 95 con San Lorenzo cuando perdimos 3 a 2). Un grupo de hinchas de Huracan de similares actitudes vandálicas se colgó de un alambrado y saltó al codo del flamante sector popular (tal como pudo observarse en la fotografía superior) desafiante en absurdas bravatas. Un solo agente y su perro eran los escribanos de la bestialidad. ¿Donde estaba el resto de los 179 efectivos afectados al operativo de la segunda de florida? distribuidos en cualquier otro lugar...El descontrol se desató cuando los locales salvaron el obstáculo. Sobra tiempo para el horror: la batalla dejó diez heridos con balas de goma y uno con luxación de hombro. A palos y tiros, y aún recibiendo proyectiles como el ladrillazo que, en la foto inferior, se puede ver como vuela hacia un trio de efectivos, los uniformados consiguieron separar a los mounstruos del fútbol y devolver cierta tranquilidad.

¿Cómo se llama esta obra? Violencia. La misma que puebla las canchas Argentinas. Los sábados, domingos y cada vez que la AFA programa un partido de fútbol. Sin saber como llega, quienes son los culpables y de qué manera los dejará libres. ¿ Hasta cuando debemos soportar esta barbarie? ¿No hay nadie que pueda detenerla antes que el futbol se muera ?"

AH, para los que no lo saben, el partido se siguió jugando y lo ganó huracán por 3 a 1. Luego de que Ortega Sanchez errara un penal y que monasterio salga en falso y convierta un ya gordo Turco García".






video

No hay comentarios:

Publicar un comentario